Archivo para 27 febrero 2009

27
Feb
09

LAS MIL CARAS DE LA LUNA

mil_lunas– escrito por: © Fernando F. Vegas –

La Luna siempre se ha encontrado en el punto de mira de románticos, escritores, dibujantes,… recordado es el 30 de marzo del año 1950, diecinueve años antes de la llegada del hombre a la luna, cuando en la revista TINTÍN el reportero más intrépido de Hergé entra en contacto lunar con su aventura OBJETIVO: LA LUNA.
Pero antes de ser pisoteada el satélite terrestre por los astronautas del Apollo XI en el año 1600 el sevillano Dominguez González, el protagonista del relato UN HOMBRE EN LA LUNA escrito por Francis Goldwin, fue el primer viajero desde el Pico del Teide al satélite natural de la Tierra. Un apasionante viaje de ida y vuelta que se transforma, según diferentes culturas, ante la energía de la Luna llena en hombre lobo. Un recorrido imaginario por las mil caras de la  Luna a través de sus fases y eclipses en el cinturón de botellines de agua de rocío inventado por Cyrano de Bergerac, frascos repletos de agua matutina que supuestamente eran atraídos por el Sol; las habas mágicas turcas utilizadas por el barón Munchausen que permitían llegar hasta el satélite una vez éstas crecían de manera descomunal a gran velocidad o  la cápsula del filme VIAJE A LA LUNA de G. Méliès.
Julio Verne ya se aventuró con sus ficciones literarias a enriquecer el universo con sus paseos completos por el cosmos de un hombre del siglo XIX con su increíble DE LA TIERRA A LA LUNA y su  preparación y posterior envío a la Luna de un gigantesco proyectil.
Hoy la Luna está triste recordando tiempos pasados cuando era de los poetas.
Esa poesía que renace en la Luna de las mil caras en las palabras del poeta Aldo Pellegrini :
“La poesía tiene una puerta herméticamente cerrada para los imbéciles, abierta de par en par para los inocentes.
No es una puerta cerrada con llave o con cerrojo, pero su estructura es tal que, por más esfuerzos que hagan los imbéciles, no pueden abrirla, mientras cede a la sola presencia de los inocentes. Nada hay más opuesto a la imbecilidad que la inocencia. La característica del imbécil es su aspiración sistemática a cierto orden de poder. El inocente, en cambio, se niega a ejercer el poder porque los tiene todos.
Por supuesto, es el pueblo el poseedor potencial de la suprema aptitud poética: la inocencia. Y en el pueblo, aquellos que sienten la coerción del poder como un dolor. El inocente, conscientemente o no, se mueve en un mundo de valores (el amor, en primer término), el imbécil se mueve en un mundo en el cual el único valor está dado por el ejercicio del poder.
Los imbéciles buscan el poder en cualquier forma de autoridad: el dinero en primer término, y toda la estructura del estado, desde el poder de los gobernantes hasta el microscópico, pero corrosivo y siniestro poder de los burócratas, desde el poder de la iglesia hasta el poder del periodismo, desde el poder de los banqueros hasta el poder que dan las leyes. Toda esa suma de poder está organizada contra la poesía.
Como la poesía significa libertad, significa afirmación del hombre auténtico, del hombre que intenta realizarse, indudablemente tiene cierto prestigio ante los imbéciles. En ese mundo falsificado y artificial que ellos construyen, los imbéciles necesitan artículos de lujo: cortinados, bibelots, joyería, y algo así como la poesía. En esa poesía que ellos usan, la palabra y la imagen se convierten en elementos decorativos, y de ese modo se destruye su poder de incandescencia. Así se crea la llamada «poesía oficial», poesía de lentejuelas, poesía que suena a hueco.
La poseía no es más que esa violenta necesidad de afirmar su ser que impulsa al hombre. Se opone a la voluntad de no ser que guía a las multitudes domesticadas, y se opone a la voluntad de ser en los otros que se manifiesta en quienes ejercen el poder.
Los imbéciles viven en un mundo artificial y falso: basados en el poder que se puede ejercer sobre otros, niegan la rotunda realidad de lo humano, a la que sustituyen por esquemas huecos. El mundo del poder es un mundo vacío de sentido, fuera de la realidad. El poeta busca en la palabra no un modo de expresarse sino un modo de participar en la realidad misma. Recurre a la palabra, pero busca en ella su valor originario, la magia del momento de la creación del verbo, momento en que no era un signo, sino parte de la realidad misma. El poeta mediante el verbo no expresa la realidad, sino que participa de ella.
La puerta de la poesía no tiene llave ni cerrojo: se defiende por su calidad de incandescencia. Sólo los inocentes, que tienen el hábito del fuego purificador, que tienen dedos ardientes, pueden abrir esa puerta y por ella penetran en la realidad”.

– escrito por: © Fernando F. Vegas –

25
Feb
09

METAMORFOSIS DE NARCISO

manuscrito_narciso_2– escrito por: © María José S. Bermejo –

La estrecha vinculación que tenía la literatura y la pintura en la obra de Salvador Dalí se manifestaba en la recomendación que hacía el genio de Figueras de contemplar sus cuadros con el poema en la mano en el que se encuentra el verdadero sentido de la obra. Este deseo se acaba de materializar en la publicación por primera vez en castellano del manuscrito original del poema del artista sobre su cuadro METAMORFOSIS DE NARCISO que en estos momentos se encuentra expuesto en la muestra LA SOMBRA del Museo Thyssen-Bornemisza de Madrid.  Publicado en la Galaxia Gutenberg del Círculo de Lectores en colaboración con la Fundación Gala-Salvador Dalí. Este manuscrito fue publicado por primera vez el año 1937 en francés por Editions Surréalistes.
El manuscrito original encuadernado con pergamino seguramente por Gala está formado por un total de 22 páginas de papel escritas en un papel del hotel Arlbel-Wintersporthorel de Austria con dos dibujos a lápiz; estudios para la pintura, un pequeño esbozo y borradores del poema en francés y un ejemplar de la edición inglesa. 
En la publicación también encontramos tres fotografías realizadas y firmadas por Cecil Beaton, un estudio escrito por Joan M. Minguet en torno al método paranoico-crítico de Dalí y otro estudio escrito por David Lomas sobre la influencia que ejercieron sobre su vida y obra Freud y el psicoanálisis.
En la pintura  METAMORFOSIS DE NARCISO inicialmente titulada MITO DE NARCISO se refleja el drama humano del amor, la muerte y la transformación conocido como narcisismo en el psicoanálisis. Sigmund Freud, en su ‘Introducción al psicoanálisis’, define este término como “el desplazamiento de la libido del individuo hacia el propio cuerpo, hacia el ‘yo’ del sujeto”. Como nos cuenta en la presentación del volumen  Montse Aguer, directora del Centro de Estudios Dalinianos “Dalí deseaba ir más allá en el tema del narcisismo, un asunto que para él era muy importante, hasta llegar a convertirse en una obsesión. Por eso quería adentrarse en este óleo, de gran complejidad, con coherencia. A Dalí, las sombras le obsesionaron, igual que la idea del doble, y esta noción de narciso la unió a la desaparición de su hermano, un niño que murió antes de que naciera él y que llevaba también su nombre”.
METAMORFOSIS DE NARCISO, tanto el poema como el cuadro, es la primera obra obtenida con el método paranoico-crítico, un método espontáneo de conocimiento irracional basado en la objetividad crítica y sistemática de las asociaciones e interpretaciones de fenómenos delirantes.

metamorfosis_narciso

Dalí nos descubre en este libro ver el cuadro en un momento de FIJACIÓN DISTRAÍDA, un instante de dominio extático de la mirada mediante los cuales el cuadro ejerce su dominación y  la figura de Narciso desaparecerá gradualmente mientras leemos en el poema “Cuando la anatomía clara y divina de Narciso se inclina sobre el espejo oscuro del lago, cuando su blanco torso doblado hacia delante se paraliza en la curva argentada e hipnótica de su deseo, cuando pasa el tiempo sobre el reloj de flores de la arena de su propia carne, Narciso se aniquila en el vértigo cósmico. El cuerpo de Narciso se aniquila y se pierde en el abismo de su reflejo … Narciso, pierdes tu cuerpo … Cuando esa cabeza se raje, cuando esa cabeza se agriete, cuando esa cabeza estalle, será la flor, el nuevo Narciso, Gala, mi narciso”.

– escrito por: © María José S. Bermejo –

24
Feb
09

EL LEGADO DEL ACTOR MANUEL ALEXANDRE

alexandre02– escrito por: © Fernando F. Vegas –

Manuel Alexandre Abarca, nacido en Madrid (España) el 11 de noviembre de 1917 ya tiene guardado su amplio legado en la “Caja de las letras” del Instituto Cervantes donde permanecerá hasta al menos el 11 de noviembre del año 2017, cuando el veterano actor de teatro, cine y televisión cumplirá 100 años.
Manuel Alexandre inició su carrera profesional en el teatro en 1945 en la compañía de Társila Criado y Jesús Tordesillas que representaban en el teatro Reina Victoria “Cuando las Cortes de Cádiz”. Luego pasó a la compañía del Eslava y más tarde a la del Teatro Español. En 1953 participó en su primer filme en “Bienvenido, Míster Marshall”, de Luis García Berlanga. Desde entonces ha actuado en 312 películas, a un promedio de cuatro a cinco títulos por año, alternando teatro y cine, figurando entre sus títulos más conocidos “Cómicos” (Bardem, 1954); “El malvado Carabel” (F. Fernán Gómez, 1960); “Calabuig” (L.G. Berlanga, 1956); “El inquilino” (J.A. Nieves Conde, 1958); “Solo para hombres” (F. Fernán Gómez, 1960), “Plácido” (L.G. Berlanga, 1961) o “Atraco a las tres” (J.M.Forqué, 1962).
En Televisión ha participado en más de un centenar de espacios dramáticos y otros programas, siendo una de las series con las que alcanzó mayor popularidad “Los ladrones van a la oficina”.
Manuel Alexandre, que próximamente recibirá de manos del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, la Gran Cruz de la Orden Civil de Alfonso X el Sabio, ha obtenido importantes galardones, como el Premio del Sindicato Nacional del Espectáculo por Plácido en 1961, el Premio Pepe Isbert por el conjunto de su carrera (Festival de Cine de Peñíscola) en 1993, el Premio de la Unión de Actores por el conjunto de su carrera en 1994, el Goya honorífico a “Toda una carrera” en 2003, o el TP de Oro 2008 a toda una vida, que recogió durante la gala de entrega de estos premios, celebrada en Madrid el 10 de febrero en 2009, cuyo símbolo fue elegido para reflejar el vasto legado de Manuel Alexandre cuando el 18 de febrero de 2009, en un acto al que acudieron a felicitar al galardonado, entre otros asistentes, el director del Instituto de Cinematografía, Fernando Lara y la presidenta de la Academia de Cine, Ángeles González-Sinde, el propio actor, acompañado de la directora del Instituto Cervantes, Carmen Caffarel, quien le entregó una llave simbólica y un certificado acreditativo de la entrega, visiblemente emocionado y manifestando que “era un privilegio y un honor” compartir su legado con personajes que han marcado el mundo de las Artes y las Letras, como Francisco Ayala, Antonio Gamoneda, Juan Gelman, Alicia Alonso, Luis García Berlanga, Cristóbal Halffter o Antoni Tápies, depositó la escultura, a la que él llamó entrañablemente su “muñequito”, en la “Caja de las Letras” del Instituto Cervantes, concretamente en la caja de seguridad 1.534, convirtiéndose en el primer actor que deposita un legado personal en la “Caja de las Letras” que el Instituto Cervantes creó en el 2007 en la antigua cámara acorazada de la sede que ocupa en el centro de Madrid y que cuenta con 1.800 cajas de seguridad destinadas, según  Carmen Caffarel, a “guardar retazos de la cultura española e iberoamericana”.

– escrito por: © Fernando F. Vegas –

22
Feb
09

LA SILLA 214 THONET

– escrito por: © María José S. Bermejo –

En el año de 1859 el ebanista y constructor de muebles alemán Michael Thonet (1796-1871) comenzó a exponer láminas de madera impregnadas de cola al vapor. Esta nueva forma de trabajar la madera conseguía a través del calor y la humedad deformar la madera hasta conseguir una masa compacta, elástica y flexible para poder ser moldeada solo ejerciendo presión sobre ella. Una revolución en el diseño de muebles unido a su primera patente del año 1841 consistente en la técnica del curvado de madera donde utilizando esta técnica y alcanzado el grado necesario de enfriamiento se quitaban los moldes y la madera se presentaba lista en el tamaño y en el dibujo correspondiente a las piezas de los distintos muebles, que luego se ensamblaban de manera muy simple, por medio de tornillos. Así  en 1850 produjo su silla Número 1 convirtiéndose  en la primera silla reproducida en masa de toda la historia con una producción continuada que supera hoy los 50 millones de ejemplares. La primera silla diseñada para atraer a las masas y con un precio accesible para la burguesía incipiente de toda Europa. El diseño deseado y utilizado en los cafés parisinos y berlineses de 1860 a 1930. En especial la silla creada en 1859 “Kaffeehaus-Stuhl n. 14” (“Silla de café Número 14”) hoy bautizada como “Número 214”, que supuso la consolidación internacional de la empresa Gebrüder Thonet, que el fabricante de muebles había fundado diez años atrás. Seis piezas de madera, 10 tornillos y dos tuercas, con asiento de rafia para que si caía líquido este no quedara retenido y fuera facilmente limpiado. Con el triunfo de las industrias culturales y la mercantilización del arte la silla 214 Thonet supuso el nacimiento de la producción en serie.

silla214

– escrito por: © María José S. Bermejo –

21
Feb
09

EL PINTOR DE SOMBRAS

elpintordesombras20091– © María José S. Bermejo –

Picasso comenta “un cuadro es un cúmulo de destrucciones”. Nos encontramos en 1973 delante de un Picasso anciano recibiendo la visita de una periodista con el propósito de entrevistarle y viajando a través de una de sus pinturas más importantes “Las señoritas de Aviñón”, un cuadro que aún no ha sido mostrado al público en el año 1909 en París tras 809 bocetos, y siete u ocho cuadros preparatorios. Entre las pinceladas y el juego de aproximaciones a la obra final se perciben cinco mujeres y dos hombres,  un marinero y un estudiante de Medicina que desaparecen en el cuadro definitivo. Una ausencia que toma una gran importancia en la novela EL PINTOR DE SOMBRAS escrita por Esteban Martín y editada por Plaza & Janés.
Un misterio entre la realidad y el misterio de la vida de Picasso en una Barcelona de finales del siglo XIX donde  entre sus callejuelas más sombrías y sus animados cafés coinciden dos personajes muy distintos: Pablo Picasso y Jack el Destripador. El artista, acusado injustamente de los asesinatos de unas prostitutas, deberá resolver el misterio, y en el intento nacerá el cubismo y con ello el resto de las vanguardias europeas del siglo XX. La ruptura definitiva con la pintura tradicional con la «perspectiva múltiple» donde se representan todas las partes de un objeto en un mismo plano.
Un enfrentamiento, como comenta Esteban Martín, “entre un genio del mal en la cumbre de su arte y un genio del arte en el inicio de su carrera”. Sin olvidarnos de un extravagante detective inglés obsesionado con atrapar al asesino. La creación y el horror en un hito de la historia del arte en una Barcelona bohemia y modernista.

EL PINTOR DE SOMBRAS – Autor: Esteban Martín – Editorial: Plaza & Janés –  Encuadernacion: Tapa dura – Tamaño: 23 x 15 cm. – 384 páginas – ISBN: 978-84-01-33709-3 – Precio:19,90 euros

– © María José S. Bermejo –

20
Feb
09

EXPOSICIÓN SOBRE HITCHCOCK EN BERLÍN

– informa: María José S. Bermejo –

hitchcock01A partir del 29 de enero de 2009 y hasta el 10 de mayo podrá visitarse en el Museo del Cine de Berlín la exposición “Casting a Shadow. Alfred Hitchcock und seine Werkstatt” (“Proyectando una sombra. Alfred Hitchcock y su taller”), una amplia  retrospectiva itinerante sobre el proceso creativo de Alfred Hitchcock (1899-1980) que se expone de forma inédita en Europa y que se presentó en Chicago en septiembre de 2007, pasando por la muestra cerca de 20.000 visitantes, siendo posteriormente  trasladada a  Los Angeles.
Gran parte del material de la muestra, según han explicado Kristina Japsers y Nils Warnecke, comisarios de la exposición en Berlín, ciudad en que Hitchcock  rodó “Cortina rasgada” (1966), ambientada en plena Guerra Fría, y donde decidió promocionar su filme “Psicosis” (1960), ha sido proporcionado por el instituto de arte y museo Mary&Leigh Block (Chicago), además de ceder el Museo del Cine varios elementos propios relacionados con el cineasta, el maestro del suspense que dirigió las interpretaciones de grandes estrellas del celuloide como Kim Novak, James Stewart, Ingrid Bergman, Cary Grant, Julie Andrews, Gregory Peck,… en sus 53 películas realizadas en seis décadas, algunas tan recordadas como “Vértigo” (1958), “Rebeca” (1940), “Los pájaros” (1963), “La ventana indiscreta” (1954), “Atrapa a un ladrón” (1955), “La sombra de una duda” (1943),… y tantas obras legendarias que tienen su lugar en la exposición, que reúne cerca de 200 fotografías, junto con materiales relacionados con los rodajes de estos filmes, además de carteles publicitarios de las películas, bocetos de guiones gráficos, bosquejos de vestuario, partes de guiones,… y telegramas, cartas manuscritas o mecanografiadas por Hitchcock.

– informa: María José S. Bermejo –

19
Feb
09

TESTIGO DE CARGO

– escrito por: ©María José S. Bermejo –

He vuelto a ver la versión cinematográfica que Billy Wilder hizo en 1957 en el largometraje “Testigo de cargo” de la obra de suspense de la escritora británica Agatha Christie, siendo “Witness for the Prosecution” su título original, contando con la interpretación de Charles Laughton, Marlene Dietrich, Una O’Connor, Tyrone Power, Elsa Lanchester, John Williams,… y Harry Kurnitz acompañando a  Billy Wilder en la adaptación del guión. Relatando el filme la grave situación en la que Leonard Vole (Tyrone Power), un hombre corriente, divertido, bonachón,… se ve atrapado cuando le acusan del asesinato de una acaudalada señora que le había dejado como beneficiario de un cuantioso testamento, teniendo las pruebas circunstanciales muy en su contra y pareciendo que todo está perdido y le espera la pena de muerte, dado que la mujer alemana que conociera durante la guerra y con la que se casó, protagonizada por Marlene Dietrich, declarará contra él volviendose su peor testigo de cargo, pero le queda la pieza más importante para compensar la balanza, porque tiene a su favor que el gran criminalista sir Wilfrid Roberts (Charles Laughton) confía en su inocencia y ha tomado la decisión de poner todo su empeño en defenderle.
Cuando terminó la película y tuve de nuevo en mis manos el DVD me vino a la cabeza por un lado la maestría del cineasta Billy Wilder y por otro cuantas obras de Agatha Christie, con sus curiosos escenarios, crímenes, detectives y variopintos personajes literarios han sido la base narrativa de proyectos de suspense para la gran pantalla, como “Mortal sugestión” (1937) de Rowland V. Lee, “Diez negritos” (1945) de René Clair, “Asesinato en el Orient Express” (1974), de Sidney Lumet, “Muerte en el Nilo” (1978 ) de John Guillermin, “El espejo roto” (1980) de Guy Hamilton, “Cita con la muerte” (1988 ) de Michael Winner, “Poirot” (1989) de Peter-Barber- Fleming…

FICHA TÉCNICA  
Testigo de cargo (Witness for the Prosecution) – Nacionalidad:USA – Año:1957 – Duración:116 min – Clasificación:Tolerada – Género:Intriga – Color:Blanco y Negro – Dirección:Billy Wilder – Guión:Harry Kurnitz,  Billy Wilder – Intérpretes:Charles Laughton, Marlene Dietrich, Una O’Connor, Tyrone Power, Elsa Lanchester,  John Williams – Música:Matty Malneck – Fotografía:Russell Harlan.

– escrito por: ©María José S. Bermejo –




AGUDEZAMUY´S
AGUDEZAMUY´S es un blog de NOVELA, CINE y PASTICHES que acompaña a IMAGORAMA.eu revista digital de información y actualización diaria sobre CINE, CÓMIC, ANIMACIÓN, 3D, TELEVISIÓN, LITERATURA, FANTASÍA y otras formas de expresión de la IMAGEN y la IMAGINACIÓN. IMAGORAMA una mirada panorámica a la cultura de la imagen desde la red. Artículos, reseñas y comentarios de MARÍA JOSÉ S. BERMEJO y FERNANDO F. VEGAS.

Visitas a Agudezamuy`s

  • 40,102